MASCOTAS

Hachikō un ejemplo de la lealtad (Video)

Hachikō un ejemplo de la lealtad (Video)

Richard Gere en una escena de Hachiko

Hachikō un ejemplo de la lealtad.

Muchos humanos han olvidado el significado de esta palabra que la practican los perritos sin haberla aprendido.

Antes de abandonar a un perrito es necesario recordar que ellos brindan un amor desinteresado que sobrevive a través del tiempo y de las distintas circunstancias.

Hachikō nació en una granja cerca de la ciudad de Odate, en la Prefectura de Akita. A principios de 1924, fue regalado a Eisaburō Ueno, profesor del Departamento de Agricultura en la Universidad de Tokio, a raíz de la muerte de una perrita anterior, que les fue muy triste. No quería conservarlo, pero su hija insistió. Hachikō fue enviado dentro de una caja desde la prefectura de Akita hasta la estación de Shibuya. Cuando los sirvientes del profesor lo fueron a retirar, creyeron que el perro estaba muerto.
Sin embargo, cuando llegaron a la casa, el profesor le acercó al can una fuente con leche y este se reanimó. El profesor lo recogió en su regazo y notó que las patas delanteras estaban levemente desviadas, por lo que decidió llamarlo Hachi (‘ocho’ en japonés), por la similitud con el kanji (letra japonesa) que sirve para representar al número ocho.
Al casarse su hija el profesor pensó en regalar a Hachi, pero pronto se encariñó con él, que lo adoraba enérgicamente.
El nuevo miembro de la familia lo acompañaba a la estación para despedirse allí todos los días cuando su dueño iba al trabajo, y al final del día volvía a la estación a recibirlo. Esta rutina no fue inadvertida ni por las personas que transitaban por el lugar ni por los dueños de los comercios de los alrededores.

Esto continuó sin interrupciones hasta el 21 de mayo de 1925, cuando el profesor Ueno sufrió un paro cardiaco mientras daba sus clases en la Universidad de Tokio, y murió. Esa tarde Hachikō corrió a la estación a esperar la llegada del tren de su amo, y no volvió esa noche a su casa. Se quedó a vivir en el mismo sitio frente a la estación durante los siguientes 9 años de su vida.
La devoción que Hachikō sentía hacia su amo fallecido conmovió a los que lo rodeaban, quienes lo apodaron el perro fiel.
En abril de 1934, una estatua de bronce fue erigida en su honor en la estación Shibuya, y el propio Hachikō estuvo presente el día que se inauguró.

Estatua de Hachiko

Estatua de Hachiko

  • Muerte

El 8 de marzo de 1935, Hachikō fue encontrado muerto frente a la estación de Shibuya, tras esperar infructuosamente a su amo durante nueve años. Al lado de la tumba del profesor Ueno, en el Cementerio de Aoyama, Minmi-Aoyama, Minato-Ku, Tokio se construyó un monolito con su nombre.
El cuerpo de Hachikō fue disecado y guardado en el Museo de Ciencias Naturales del distrito de Ueno (Tokio).
Nueve años después (1944), en el marco de la Segunda Guerra Mundial, la estatua de bronce de Hachikō se tuvo que fundir para fabricar armas. Pero en agosto de 1947, se erigió otra estatua de bronce, que aún permanece.

La película protagonizada por Richard Gere recrea la historia de Hachikō que muestra el significado del verdadero amor, ese que solo los canes pueden brindar y que de seguro hará llorar hasta al más fuerte.

  • Videojuegos

El videojuego de Square Enix Subarashiki Kono Sekai, conocido en Estados Unidos como The World Ends With You, muestra la estatua de Hachikō en la estación de Shibuya.
En el videojuego roguelike Nethack, si el jugador elige el rol de samurai, el nombre preconfigurado de su perro mascota es Hachi.

The World Ends With You, muestra la estatua de Hachikō

The World Ends With You, muestra la estatua de Hachikō

En el videojuego RPG Medabots, el perro del personaje Ikki se parece mucho a la raza akita, lo cual se considera una referencia a Hachikō. Además, en la estación de tren en Medaropolis, frente a la fuente hay una estatua de un perro que contiene un pasadizo; el personaje principal menciona que se trata del «Bonaparte, el perro fiel».



MASCOTAS

Más en MASCOTAS

Copyright © 2017 Tiempo Libre Publicaciones