Noticias

San Cristóbal, un paraíso en Ecuador

San Cristóbal, un paraíso en Ecuador

San Cristóbal, un paraíso en Ecuador 7

San Cristóbal, un paraíso en Ecuador

El diario estadounidense USA Today, con el voto de miles de lectores, eligió a las islas Galápagos como el primer destino de entre los diez seleccionados para conocer antes de morir.

Publicación que motivó aún más el viaje a San Cristóbal, en Galápagos, planeado desde hace cuatro meses atrás antes de conocer dicha elección. En el aeropuerto de Galápagos el control, que es necesario para conservar el Patrimonio Natural de la Humanidad declarado por la UNESCO desde 1978, se hizo presente. Una ficha con los datos personales, días y lugar en donde se llevará a cabo la estadía son entregados al ingreso. Seis dólares es el valor de ingreso para los nacionales y 100 para los extranjeros.

Al pisar San Cristóbal se siente un fuerte calor y un ambiente relajado, lejos del estrés y el ruido de las ciudades principales. Los residentes del lugar en todo momento se muestran amables con los turistas.

San Cristóbal, un paraíso en Ecuador

El primer recorrido inició en el malecón de San Cristóbal, donde los lobos marinos disfrutan del calor y los flashes de las cámaras de los turistas que en toda ocasión buscan plasmar el recuerdo de su vista a tan hermoso paraíso, en el que la delincuencia no ha logrado penetrar. En este se encuentra el muelle en el que los yates llevan a otros destinos turísticos de la isla.

Playa Mann, cerca del centro poblado al que se puede llegar caminando, ofrece un lugar de esparcimiento a los visitantes que se deleitarán con los hermosos paisajes y la cercanía de los animales que caracterizan a la isla. En algunas ocasiones los lobos marinos se aproximan a los humanos, según aconsejaron los residentes del lugar hay que alejarse de ellos para evitar molestarlos.

Quienes visiten las Islas Encantadas deben ser abiertos a la aventura y la naturaleza, ya que largas caminatas caracterizan su recorrido. El tour terrestre, debe incluir la visita a la laguna de El Junco, que en la mayoría de las ocasiones se encuentra nublado, pero a pesar de ello se puede disfrutar de la belleza del lugar. Varias especies de plantas son visualizadas en el recorrido.

La casa del árbol, que ofrece hospedaje a quien desee un contacto más cercano con la naturaleza, es otro de los atractivos del lugar. Un dormitorio, cocina, sala y baño invita a los visitantes a recordar la niñez, en que se sueña con un lugar como este. En la parte baja del lugar también se encuentra una discoteca construida con botellas.

San Cristóbal, un paraíso en Ecuador 1

tortugas

La Galapaguera es otro sitio de interés con el que cuenta San Cristóbal. En este se encuentran las tortugas desde que están en los huevos hasta los nueve años, para luego ser liberadas. Se puede observar a las tortugas en todas sus etapas de crecimiento y fotografiarse con ellas siempre y cuando no se las moleste ni se las toque.

La playa de Puerto Chino cuenta con arena blanca, piedras volcánicas y un mirador natural para contemplar la belleza de la naturaleza. El agua del mar es tranquila invitando a sus visitantes a olvidarse del mundo moderno y a disfrutar de las cosas simples de la vida.

San Cristóbal, un paraíso en Ecuador 1

Puerto Chino

El Centro de Integración, que cuenta con un museo en el que se conoce la historia de las Islas Encantadas, como que en Floreana, una duquesa se trasladó con sus tres amantes, desapareciendo luego con uno de ellos. O que varias personas buscaron hacer fortuna en su territorio sin alcanzar su objetivo, son algunas de las historias que la rodean. En el lugar también existen miradores para observar a los piqueros de patas azules y rojas. Una estatua en honor a Charles Darwin y un cañón de la Segunda Guerra Mundial, son otros de los atractivos.

La vista al León dormido, en el que se puede hacer snorkel para ver a tortugas marinas, tiburones, peces y rayas, es una parada obligatoria.

San Cristóbal, un paraíso en Ecuador 3

León Dormido

En Maglesito, otra de sus playas, ofrece a los visitantes un lugar idóneo para el descanso y bronceado natural. Ninguna de las playas cuenta con carpas o gente que las alquile para protegerse de los rayos solares.

San Cristóbal, un paraíso en Ecuador 4

Aguas de Manglesito

Los turistas extranjeros son los más asiduos a las islas Galápagos. Visitantes de Francia, Alemania, Argentina y Estados Unidos llegan a deleitarse con las maravillas de la naturaleza que Ecuador tiene para ofrecer al mundo. Algunos dedican un mes para estar en cada isla y así conocer este paraíso terrenal.

Quienes deseen alejarse del mundo y la tecnología, según comentaban los guías, la mejor isla es Floreana en donde viven mas o menos 100 personas. A Santa Cruz la compararon con un “Guayaquil chiquito” y San Cristóbal es la intermedia de las islas, sin delincuencia y con la leyenda de que quien come una guayaba en dicho lugar regresará en cualquier momento de su vida.

Lobo marino

San Cristóbal, un paraíso en Ecuador 5

Bebe lobo marino que estuvo huérfano

Si bien para la mayoría de personas el ver morir a un animal es algo natural, una escena entristeció la visita al lugar. Un bebé lobo marino fue el centro de atención en una de las playas de San Cristóbal. A todos causaba ternura al tenerlo tan cerca y verlo como dormía plácidamente en la arena. Su caminar también fue disfrutado por los turistas ya que mostraba lo grandioso del mundo animal.

Luego dicha escena tuvo una historia triste. Una turista extranjera se acercó a uno de los guías a preguntar si el bebé ya encontró a su madre, lo cual tuvo una respuesta negativa y quemeimportista por parte de él. Durante una semana estuvo solo en dicha playa y “estaba condenado a morir porque las lobas marinas no adoptan”. Impotencia inundó el corazón de los visitantes ya que se decía que no se podía hacer nada por salvarlo, ya que los humanos tampoco lo podían tocar. La situación se agravó cuando una loba llamó a su cría y el bebé de esta historia se levantó corriendo a buscarla. La escena que se vio a continuación fue desgarradora porque ella lo retiró con su cabeza, pero al insistir el pequeño lo cogió por el cuello y lo lanzó por los aires. Esto no lo desalentó sino que siguió acercándose a otras hembras en búsqueda de su madre, pero ahí se vio la crueldad de la naturaleza, ya que todas la rechazaron.

Al comentar dicha escena a otros guías decían que “la naturaleza es sabia y que cuando existen muchos de una especie se los debe dejar morir”, y “que nos afectó porque son mamíferos”. Frases que hicieron más duro el recuerdo.

Un nativo del lugar dijo que aquello se pudo dar porque tal vez su madre murió o porque fue tocado por algún humano y como le cambió su olor fue rechazado por su madre, por ello dijo, son las recomendaciones de que no se toque a los animales de la isla para evitar estas historias con finales tristes.

 



Noticias

Más en Noticias

Copyright © 2017 Tiempo Libre Publicaciones