MASCOTAS

Pirotecnia, un calvario para los perros

Pirotecnia, un calvario para los perros

pirotecnia1

Pirotecnia, un calvario para los perros

El último mes del año no implica felicidad para todos. La pirotecnia constituye un verdadero calvario para los perros que sufren algunas lesiones debido a su temor a los ruidos fuertes.

“Mis perritos Jack y Dulce sufren con los sonidos fuertes. Cuando escuchan estos ruidos buscan donde protegerse y empiezan a aullar. La única manera de calmarlos es estando cerca de ellos para evitar que se lastimen. Es el peor mes para ellos”, dijo Elizabeth Montero.

La pirotecnia lanzada por los pases del Niño, típico en Cuenca, Ecuador, con motivo de celebrarse la Navidad y por la despedida del año, atormentan y llenan de nervios a los canes que suelen asustarse en gran medida y corren despavoridos para buscar un lugar seguro, lo cual en algunas ocasiones les provoca lesiones.
Debido a su instinto primitivo, por el cual buscan protegerse de los rayos y tormentas en un lugar seguro, se golpean, se cortan tejidos o se pierden. “Hay que recordar que uno de cada 10 perros sufre problemas cardíacos. El susto que produce un ruido fuerte podría provocar un paro cardíaco, aunque es muy poco probable”, dijo Ernesto Orellana, médico veterinario.
“Es que los perros, que son las mascotas que más sufren las explosiones de los petardos, tienen un oído 6 veces más agudo que el de un ser humano”, explica el médico veterinario Carlos Blanche. Como para que la gente se dé una idea de la gravedad de asunto, es como si a una persona le dispararan con una escopeta de calibre 16 doble caño a metros de sus oídos.
Por su parte el médico veterinario Dennis Rodas para confirmar las aseveraciones de sus colegas manifestó: “La anorexia, decaimiento, depresión y tortícolis son algunas de las dolencias que les produce el exceso de ruido. Recuerdo el caso de una cachorra de raza pitbull que no podía mover la cabeza. Se le recetó tranquilizantes y quedó en observación por 72 horas”.
“Empecemos a prevenir desde ya. Lo primero será buscar en la casa un lugar donde la mascota pueda ser aislada para evitar que reciba las explosiones de manera directa. Luego le prepararemos un cuenco con agua, e incluso se le puede poner música para distraerlo de las explosiones”, agregó Blanche.
Además advierte que no debe haber ninguna puerta o ventana de vidrio en la habitación de aislamiento. “Los veterinarios recibimos muchas mascotas que se autolastiman al tratar de huir de las explosiones y chocar contra los cristales”, informa.
En caso de que el animal sea nervioso por naturaleza o se estrese por demás, el experto recomienda que se lo ate, cuidando que no vaya a hacerse daño con la correa o cadena al tirar. Finalmente, el último recurso es usar un medicamento sedativo, lo que no disminuye el impacto del ruido en los oídos del animalito, solo lo tranquiliza. Si se lo pone en práctica, no se debe automedicar, ya que la dosis dependerá del tamaño, raza y peso del perro para lo cual es indispensable llevarlo al veterinario.
El miedo a los fuegos artificiales es una cuestión más genética que de razas. Sin embargo, las pequeñas son las más afectadas.

CONSEJOS
1) Si la persona está tranquila, el perro también lo estará. Así que lo recomendable es darle confianza y seguridad.

perro

2) Otra alternativa, es reproducir los sonidos de cohetes, truenos o motos en un equipo de audio para que se familiarice con ellos.

audio

3) Un cuarto con las ventanas y puertas cerradas servirá para que se refugie del ruido. Una mesa o cama serán los artículos necesarios que le permitirán resguardarse.

perro

4) Llevarlo a una propiedad en el campo donde esté alejando por completo del ruido propio de las festividades también es una opción.

perro

5) Para evitar el estrés en el can, se debe jugar o sacarlo a pasear en el momento en el que exista mayor ruido.

perro



MASCOTAS

Más en MASCOTAS

Copyright © 2017 Tiempo Libre Publicaciones