MASCOTAS

Perros: trucos para bañarlos

Perros: trucos para bañarlos

bañ

La hora del baño es uno de los momentos más temidos por los perros y sus amos. Pero con estas sugerencias, podrá evitarse inconvenientes, e, incluso, transformarla en un momento agradable.

 

Antes de comenzar, debe asegurarse de encontrar un buen lugar para bañar al perro, en el cual éste se sienta cómodo, y pueda ser manejado con relativa facilidad. Además, será importante que tenga en cuenta una serie de factores para todo el proceso de baño, como, por ejemplo, si se utilizará agua caliente o fría, (es bueno que sea tibia, pero no caliente) y estar seguro de disponer de un tiempo adecuado para todo el proceso de baño.

También, debe saber bien si el lugar donde se bañara será al aire libre o en un interior (en el caso de que sea en un interior, es necesario planear una “ruta de escape”, ya que cuando están mojados, los perros no paran de sacudirse).

Si logra hacer del baño una experiencia agradable para su perro, éste aprenderá a apreciar los baños, y tendrá menos problemas en el futuro.

Si usted lo bañará al aire libre, prepárese para mantener a su perro ocupado por un rato. Aquellos que saben, recuerdan es frecuente que los perros froten su peluda y recién lavada piel en todo lo que tienen a mano.

Herramientas imprescindibles
En primer lugar, debe conseguir un balde o recipiente plástico con divisiones  para recolectar y guardar los elementos que utilizará en el baño. Esto le ahorrará tiempo y le será de suma utilidad.

Seleccione una correa y un collar para controlar al perro, y mantener seguros tanto a usted como a su mascota durante el baño. Tenga en cuenta que esta correa y collar se irán a mojar, por lo que debe elegir un material acorde.

Un material no recomendable para estas correas, es el cuero, puesto que al exponerse al agua, es posible que se contraiga demasiado, se debilite, y con el tiempo, se rompa. Además, podría llegar a teñir la piel de su mascota. El material ideal para la correa y el collar es probablemente el nylon.

También es bueno tener un cepillo con cerdas suaves, para distribuir el champú a través de toda la piel del perro, sobre todo si su pelaje es muy largo y denso.

Al elegir el champú, tenga en cuenta que éste sea suave y eficaz. Tenga a mano varias toallas limpias disponibles.

No utilice los champúes para personas, puesto que sus fórmulas no están diseñadas para la piel o el pelaje de un perro.

Baño

Al lavar a su perro, tenga cuidado de mantener el agua lejos de sus oídos y ojos, tanto como le sea posible. Si tiene que lavarle partes cercanas a estas áreas, use sólo un paño húmedo, y ponga el mínimo jabón posible.

Enjuagar al perro, tal vez sea el paso más importante dentro del proceso de baño. Asegúrese de que todos los champúes (y acondicionadores) puedan ser totalmente removidos del pelaje.

 



MASCOTAS

Más en MASCOTAS

Copyright © 2017 Tiempo Libre Publicaciones