Noticias

Elba Loba González, una “voladísima” locutora cuyos secretos debes conocer ahora mismo

Elba Loba González, una “voladísima” locutora cuyos secretos debes conocer ahora mismo

Elba Loba González, una “voladísima” locutora cuyos secretos debes conocer ahora mismo

Elba Loba González, una “voladísima” locutora cuyos secretos debes conocer ahora mismo

Elba Loba González en Radio Estelar.

Elba Loba González conoce, desde hace 25 años, cómo ganarse el cariño de los oyentes con sus ocurrencias a través de los micrófonos, pero si deseas conocer más de la vida de esta “voladísima” locutora no puedes dejar de leer este post de TIEMPO LIBRE.

Elba Loba González, quien además es educadora especial y licenciada en género y desarrollo; se confesó con TIEMPO LIBRE en la instalaciones de Radio Estelar donde se transmite su programa Descomplicados que este 29 de agosto cumple 1 año.

CONFESIONES DE ELBA LOBA GONZÁLEZ

Elba Loba González se confiesa con TIEMPO LIBRE.

¿Qué haces en tu Tiempo Libre?

¡Huy! en mi tiempo libre escribo mucho, me gusta escribir novelas, poesía romántica, me gusta leer y qué te digo pues me gusta enterarme muchísimo de lo que le pasa al género humano, no lo vayas a entender como que es el chisme, pero me gusta saber.

En las redes sociales generalmente leo todo de todo el mundo, salvo cuando veo alguna cosa que va en contra de los principios, pero leo a todo el mundo me doy el trabajo de saludarlos en sus redes, los felicito en sus cumpleaños porque digo por algo forman parte de las redes de uno.

Desde guagüita tengo muchas poesías pero lamentablemente en un cambio de casa, cuando yo era adolescente todavía, se perdió una canasta entera de lo que escribía de nena. Me pones ahorita y te escribo, soy de vuelos muy grandes.

En mi tiempo libre me encanta que me lleves a El Cajas, Ingapirca, son lugares que me motivan astralmente, me transportan.

¿Existen la intención de publicar un libro?

Es mi sueño con el libro que estoy escribiendo de mi vida. No quiero que la gente diga qué se creerá, yo pienso que cada ser humano debería escribir un libro, escribir sus historias, sus vivencias para que las lea alguien no sé, pero para que se plasme lo que tú has vivido y la mejor manera para mí, es escribiéndola.

No escribo en computadora, me molesta la pantalla, me gusta escribir a mano y bueno cuando la estaba trascribiendo a la otra es lo que más pereza me da. Tengo que conseguirme a alguien que lea todos mis garabatos y poner en una computadora (risas).

Me gustaría un día publicar mis historias, mis vivencias, que han sido bonitas, altas, duras pero tampoco me voy a hacer la víctima, ni que esto es telenovela venezolana, ni nada por el estilo, pero si me gustaría compartir mis poesías con la gente.

¿Qué título llevaría tu libro?

Simplemente la Loba, nada más. Decía en mis entrevistas que mi familia no me dice Elba, mis hijas, mi abuelito me dicen Loba.

Siempre me he sentido una loba por el carácter, porque me encanta eso de estar en la manada protegiendo a quien yo pueda, y vivencias muchas y no solo en la radio cuando estuve en oncología en el hospital del IESS para mí fue una de las etapas más impresionantes que viví como ser humano.

Esa etapa me hizo ser triplemente más sensible y fuerte, para decirle a una persona aquí estoy para ayudarte tienes que ser triplemente fuerte.

Tienes una personalidad alegre, pero ¿qué te entristece?

¡Huy! me pone triste cuando veo maltrato físico, sexual ante un niño, una niña, me desbaratas. Veo una noticia de esas y me descontrolo, inmediatamente lloro.

Me descontrolo cuando dan a una persona la noticia de que tiene cáncer y no sabe cómo asumirlo y tú dices qué hago yo, y ves personas que se andan quejando de cosas tan infantiles, superfluas, algo que no tiene sentido.

Habrá gente que se queja de todo: que no le queda la ropa, que el tinte no quedó bien, si el maquillaje no es perfecto y ves un niño de 5 años queriendo limpiar el parabrisas del carro y piensas me estoy haciendo tanto lío porque no tengo los 60 dólares para irme a hacerme el nuevo tinte pero hay personas que quieren 10 centavos, esas son las injusticias que me desbaratan.

Una enfermedad de mis hijas y me sacan del aire.

Pero trato de ponerle siempre optimismo, saben decir en mi casa al mal tiempo buena cara.

Pero cuando tengo que ser seria, soy seria. Hay gente que me dice no puedo creer que tras esas sonrisas hay una mujer con un carácter tan fuerte, sí también lo tengo.

Soy muy exigente en mis cosas, tiene que salir bien el producto o sino mejor no lo haga, es como cuando barro las casa, por eso barro solo yo la casa (risas) si no va a barrer bien, no lo haga. No me gusta pagar para tener iras (risas).

¿Cuál quieres que sea tu legado?

El estudio para mis hijas. Me saco el aire con mi esposo para que mis hijas tengan una buena educación es lo único que les voy a dejar, les he dicho ni crean que me voy a sacar el aire para dejarles ni casa, ni carro, ni terrenos, ni nada, no me voy a sacar el aire para eso, me voy a sacar el aire para que tengan estudio es lo único que les voy a dejar.

Que terminen sus estudios, su carrera, es lo único en lo que estoy enfocada, ese es mi legado para ellas, nada más.

¿Alguna vez quisiste tirar la toalla?

En la locución nunca, yo decidí cuando entrar y cuando separarme 5 años de la radio porque estaba en el IESS trabajando con mis pacientes, y no, sabes que nunca quise decir que no.

Tenía ese carácter, en el camino tú vas a encontrar en cada radio, como en todo, que puedes caer bien o mal o habrá una que otra que trate de ta ta ta, pero nunca y tu flaca lo sabes, uno en la mente sabe lo que es y punto y se acabó, el resto podrá decir serenos.

Se decir yo que para pelearse se necesita de 2 y cuando yo no quiero, no me encuentras nunca, así que en lo personal nunca he querido tirar la toalla.

Si pudieras retroceder en el tiempo, ¿qué cambiarías?

Sabes que yo pienso que todo lo que he vivido, hasta lo malo me ha servido, entonces no quiero tener otra vida, ni la anterior, ni nada.

Cada cosa mala que he vivido la proyecté para no vivirla yo, ni que mis hijas la vivan. Fui muy enfática en decir ni que me vuelva a pasar, ni que les pase esto a mis hijas.

No quiero vivir otra vida que la que ya viví, porque me gusta la que estoy viviendo y me gusta proyectar lo que voy a vivir hasta cuando Dios decida y me diga para este lado va o para el otro lado, tú sabes que ahí ya no me puedo meter (risas).

¿Cómo eres?

Soy voladísima, soy de alto vuelo, sensible, romántica, apasionada, sin prejuicios.

Me gusta valorar al ser humano como es, como haya decidido ser, que es lo que haya querido ser de su vida. No creo que el ser humano está aquí para juzgar a otro la vida que haya tenido, que tenga o decida tener es su problema.

Me llevo con todo el mundo no tengo prejuicios sociales, económicos, culturales. No me gusta esos tipos de prejuicios, siempre lo he dicho en las entrevistas que Cuenca, cuando yo vine hace mas de 30 años a vivir aquí, era así con demasiados prejuicios, decía todo el mundo vive de los apellidos, del que dirán.

Mi papi decía somos así, mi abuelita decía somos esto y yo decía eso son ustedes, yo soy Elba González me llevo con todo el mundo, me saludo con el señor de la basura, me llevo con la señora de la tienda como con la de más alta alcurnia de Cuenca, con todos me saludo por igual.

Los seres humanos somos iguales con algunas diferencias.

¿Cómo se conlleva el matrimonio con la locución?

Tengo 23 años de casada, solventar con esta carrera yo pienso que el hombre, eso que es cuencano, en verdad se amarró los celos porque es bien difícil porque yo tengo mi manera de tratar: mi amor, mi vida, mi cielo, mi tesoro, mi rey; así trato a los hombres y exactamente igual trato a las mujeres, soy así y para él de verdad soportar todo lo que he sido yo.

Sí hemos tenido altos y bajos, de parte de él, de parte mía, quien me diga que hay matrimonios que no tienen diferencias que tire la primera piedra, hemos pasado muchos momentos duros, pero yo creo que eso, nos ha ayudado a conservarnos todavía, y no por las hijas, sino porque nos queremos todavía.

Alguna anécdota con tus hijas

Con la primera me demoré 4 años para que naciera. Tenía problemas para embarazarme, va a cumplir 19 y cuando nació yo te juro que preguntaba todo, porque era cesárea, el rato que me dijeron está bien, está sanita, me desmaye.

En la segunda pasó 12 años, que tampoco la buscaba, ya había cerrado la fábrica, y cuando vino esta nena nadie la pudo ver, todo el mundo pensaba que era hombre y cuando gritó en el hospital todo el mundo decía ya tienes el nieto, porque son los primeros nietos para mi papá y estaba esperando el nieto y le entregan una barrabas ¡porque es terrible!.

Es una tremenda, tiene unos ojos saltones, es físicamente parecida a mí y sobretodo su forma de ser. La una es más tranquila pero tiene pensamientos profundos como los míos, yo tengo el carácter fuerte, y la otra es deschavetada como la madre le encanta todo lo que tiene que ver con la farándula.

Tus proyectos

Solo con Estelar, quiero que esta radio salga más y no me interesan los numeritos en el papel, me interesa que la gente, así como me llama, me escribe, digan “Lobita qué bestia la escuche en Estelar! ese tipo de sondeos que yo tengo son lo que alimentan mi vida.

Quiero ver que mi radio crezca mucho más, esté o no en ella, que crezca más porque mi jefe Luchin Abad y Cristina son personas buenas y pienso que las personas buenas, de buen corazón, merecen tener cosas buenas en la vida.

Más en Noticias

Copyright © 2017 Tiempo Libre Publicaciones