MASCOTAS

Mujer de la tercera edad ayuda a perros de la calle

Mujer de la tercera edad ayuda a perros de la calle

perros de la calle

Mujer de la tercera edad ayuda a perros de la calle

Mujer de la tercera edad ayuda a perros de la calle. Nélida Guerrero tiene 64 años y todas las noches sale a recorrer comercios de la ciudad de Salta, en Argentina, en busca de comida para sus perros.

La tarea no es sencilla, ya que en su humilde vivienda viven más de 30 animales que rescató de la calle.

Desde hace 15 años, Nélida, una mujer de la tercera edad, empezó a rescatar perros que estaban abandonados en la calle. “Todo comenzó cuando en 1999 encontró un perrito que había sido atropellado. Lo llevó a casa y lo cuidó hasta curarlo. A partir de entonces, no paró de rescatar animalitos“, comentó Valeria, hija de Nélida, en diálogo con diario El Tribuno.

CUIDADO DE 32 PERROS

Hoy en día, tiene 32 mascotas que viven en su vivienda del barrio Apolinario Saravia, en la ciudad de Salta. La tarea no es fácil, sobre todo teniendo en cuenta que Nélida, una mujer de la tercera edad, sufre de artrosis y su único ingreso económico es una pensión por invalidez. Sin embargo, hace grandes esfuerzos por mantener lo mejor posible a sus mascotas.

Cada noche, sale en su bicicleta -que tiene un cajón- a recorrer distintos negocios en busca de comida para los perros. “Algunas veces vuelve de madrugada, porque le cuesta conseguir el alimento necesario. Me da mucho miedo que ande por ahí, por los accidentes o porque le pueda pasar algo. No son pocas las veces que se le rompió su vieja bicicleta y llega arrastrándola junto a su cajoncito con alimento para los perros“, detalló Valeria, quien la ayuda en algunas tareas.

La mayor preocupación de Nélida es que no tiene dinero para vacunar ni brindarle tratamiento médico a todas sus mascotas. Pero no pierde las esperanzas, de que algún profesional desinteresado la ayude a cuidar la salud de los 32 animales.

FUENTE: Elancasti.



MASCOTAS

Más en MASCOTAS

Copyright © 2017 Tiempo Libre Publicaciones