MASCOTAS

Dulce, una perrita con ganas de vivir

Dulce, una perrita con ganas de vivir
Dulce

Dulce

Dulce, una perrita con ganas de vivir

Un fin de semana de trabajo se vio entristecido cuando una compañera de la empresa me envió un mensaje al Facebook, herramienta que bien utilizada si tiene sus beneficios, avisando que un perrito estaba mal con la patita y que estaba fuera de su casa. Al parecer vivía en la calle.

Debido a que en un colectivo que recibe animalitos abandonados ya no tenía espacio, me decidí a ayudarlo para correr con los gastos veterinarios y que mi compañera lo tenga en su casa hasta que se recupere para luego buscarle un hogar.
La decisión estaba tomada, ahora venía la otra parte de la labor, pedir a mi esposo que me ayude para ir a rescatarla. Por ventaja él tiene un corazón grande y me ayudo a hacerlo.
Un lunes normal de trabajo cambio para siempre mi vida. En la noche fuimos a verlo y lo encontramos en una caja de madera resguardándose del frío.
Como el lugar era oscuro solo vi que su pata derecha trasera estaba lastimada así que pensé “es tarea fácil”. Que lejos estuve de la realidad.
Al llegar al veterinario, luego de recorrer las calles para buscar uno que lo atienda debido a que el reloj marcaba las 21:30, al abrir la manta en la que la envolví para llevarla vi como esta tenía manchas de sangre y que sus heridas estaban presentes en sus tres patas y en su tronco.
Al revisarla, pues era hembra, el veterinario se impactó al verla ya que al inició pensó la habían cortado y que su curación era bien complicada y que tal vez no resistiría.
Cuando me dejaron a solas con ella y al ver su mirada que reflejaba una gran tristeza, decidí bautizarla como Dulce y le pedí con lágrimas en los ojos que se recupere. A pesar de que conmigo estuvo alrededor de una hora ya se ganó mi cariño.
Esa noche quedó hospitalizada.
El día siguiente fue muy triste ya que pensé no se iba a recuperar.
Pero todo cambio en la noche, al llegar a la veterinaria nos informaron que la operaron entre tres veterinarios y que con cuidado se recuperaría.

Creen que la arrastraron por la calle ya que en sus heridas encontraron piedras. Varias hipótesis surgieron alrededor de sus lesiones. Pero solo Dulce conoce la verdad.

¡Fue una gran noche! Regresé a casa muy contenta pero ahora tenía otro perrito que cuidar. Dulce debía ir todos los días al veterinario para que le controle su evolución así que nos hicimos responsable de ella.
Mi compañera que la ayudo en primer lugar, ya que le daba de comer mientras estaba en su casa fue una muestra de que sí existen seres humanos de buen corazón.

Recuperación

Desde aquel suceso ya han pasado tres semanas, que han incluido visitas diarias al veterinario para que controle sus heridas.
Rocky y Chester la han aceptado, incluso el primero quiere jugar con ella, pero sus heridas le impiden correr y jugar con normalidad.
Su pata delantera izquierda es la más afectada, ya que no tiene piel. Por ello su veterinario, que la trata con cariño, le colocó un collarín para que no se toque y así sea más rápido su proceso de sanación.
Ahora ya está más tranquila, el temor que tenía a los humanos, ya que cuando se la quería acariciar escondía su cabeza, ha desaparecido.
Todavía falta que se curen sus heridas corporales pero las del alma ya las sano.

perritos

Video

A continuación un video que demuestra la realidad de los animalitos que viven en la calle.

Más en MASCOTAS

Copyright © 2017 Tiempo Libre Publicaciones